DELITO DE ABANDONO DE FAMILIA. Impago de cuotas hipotecarias.

Nieves Moreno Abogados es el Despacho de Abogados Corporativos de referencia en Albacete, especialistas en Derecho Bancario, Derecho Mercantil, Derecho Laboral y Derecho de Familia y Divorcios.

La reciente Sentencia de Pleno del Tribunal Supremo de 25 de Junio de 2020 avisa a los progenitores que no pagar su cuota hipotecaria correspondiente, implica cometer un delito de abandono de familia previsto en el artículo 227.1 del Código Penal:

El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses

La extensión de este delito, que normalmente se aplicaba por el impago de la pensión de alimentos, da un respiro a los progenitores custodios que ven como tienen que hacer frente al total de la cuota hipotecaria, mientras el no custodio no la abona. Con el correspondiente riesgo de morosidad, o incluso ejecución hipotecaria por el incumplimiento.

Hay que tener en cuenta que para que se condene por este delito, la actuación tiene que ser dolosa. Es decir, que se produzca un impago reiterado y exista una capacidad económica de pago.

El Tribunal Supremo realiza un estudio pormenorizado de los conceptos de Prestación Económica y Cargas del Matrimonio, así:

  • Prestación Económica (según la RAE) significa: «cosa o servicio exigido por una autoridad o convenido en un pacto» o, en su acepción jurídica «cosa o servicio que alguien recibe o debe recibir de otra persona en virtud de un contrato o de una obligación legal»

De esta forma se tiene en cuenta que el Artículo 227.1 del Código Penal no diferencia entre pensión por alimentos y/o cuotas hipotecarias, o entre deuda de la sociedad de gananciales y cargas del matrimonio. Es claro al referirse que se comete delito de abandono de familia por el impago de “cualquier tipo de prestación económica a favor de su cónyuge o hijos…”

La sentencia aclara la disputa en la consideración del pago de la hipoteca, y se ha convertido en un importante aviso para quien no quiera pagar esta parte de forma voluntaria, ya que se enfrentan a la pena de prisión de tres meses a un año, o multa de seis a 24 meses.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn